ICON
ICON 0
¡Envío GRATIS para compras a partir de 120€!

5 Consejos para poner orden en tu armario sostenible

por Narda Larrama Collette | | | 0 Comentarios

1. Ordena tu ropa

Seguro que has dicho alguna vez : ”No tengo nada que ponerme». Pero ¿es cierto?”

Cada año cambias tu armario de invierno y de verano. Piensas que en algún momento te pondrás esa falda que hace ¿cuántos años que no te pones? Por esto, para mí, el primer paso es: clasificar tu ropa

  • La ropa que te encanta. Te queda bien y llevas mucho.
  • Las prendas que llevas muy poco. Ahora no vamos a pensar cuál es la causa. pero en cuanto veas ese montoncito seguro que tienen muchas cosas en común.
  • Aquellas prendas que ya no son de tu talla, están muy pasadas de moda e incluso alguna está rota.

Separa esa ropa. Ahora te cuento lo que puedes hacer con ella.

 

2. Clasifica tu ropa

No hace falta que te pruebes todo pero sí te recomiendo la ropa que has dejado apartada, porque «la llevas poco». Estas prendas van a ser las que más te van a costar. Si te las pruebas, seguramente eliminarás alguna, porque te ves mal o ya no van contigo. Guarda las que te sienten bien, sean básicos o creas que sí que pueden tener una segunda oportunidad. Yo siempre aquí me encuentro con alguna prenda que aunque no me pongo me gusta mucho. o es de una época especial. Yo me permito guardarlas pero, con prudencia.

¿Qué hacemos con las prendas que dudamos?

Yo te recomiendo si tienes espacio que las guardes en un lugar que no las veas, así sabrás bien si realmente la usarás en algún momento o no. Lo importante de apartarlas totalmente es que cuando pasa un tiempo te das cuenta de que ni te has acordado de ellas. En este punto te recomiendo que le busques nuevo hogar. Cuando abras la caja o la maleta verás claramente de lo que te quieres deshacer y de lo que te alegras de reencontrarte. Pero recuerda que no sea una añoranza, te lo tienes que poner.

 

3. Cómo es tu estilo de vida y necesidades

Con el paso del tiempo nuestro modo de vida cambia y también las necesidades. Por eso a veces no es problema de que la ropa no valga o sea fea, sino que no va con nuestro nuevo yo. Parecerá una tontería pero muchas prendas de tu armario no te las pones porque ya no te sientes identificada con ese estilo. Como personas avanzamos en la vida y nuestra forma de vestir también. Puede haber piezas que te encanten pero ya no te ves bien con ellas. No solo es útil identificar el estilo de vida, sino cómo es tu día a día. Muchas veces te enamoras de prendas que nunca te vas a poner. Un ejemplo es comprar muchos zapatos de tacón y saber que tienes que andar mucho por tu trabajo o que vas a ir detrás de tu peque todo el día. Busca la funcionalidad.

 

4. Ordena lo que has seleccionado

Ahora sí que hay que tomarse un poco de tiempo. Haz combinaciones con las prendas del armario. Es muy gratificante porque te ayuda en el día a día, y también destierras la idea de no saber qué ponerte.

  • Separa las prendas para tu trabajo y para el ocio. Seguro que tienes ropa que nunca te pondrás para trabajar. O prendas que te gusta tener solo para salir el fin de semana. Es muy bueno separarlas y que te veas diferente en tus ratos de ocio.
  • Separa los básicos. Un pantalón clásico, una americana, un vestido sencillo o una camisa blanca. También los jerseys de formas sencillas y colores lisos. Sepáralos del resto. Verás que más adelante les damos mucho uso.
  • Coge las prendas que hayas seleccionado y haz conjuntos con ellas. Si es necesario pruébatelos. Verás con que te las puedes poner y con que no. También te ayudará a decidir en el día a día.
  • Mira revistas y blogs de moda sostenible para ver combinaciones de prendas. Apunta las que te gusten. Puedes hacer conjuntos básicos, añadirles a alguno de ellos una camisa “más loca”. Lo importante es que veas que todo lo que vas a dejar en tu armario te lo vas a poner.

 

5. Elimina lo evidente

Te has fijado que al hacer esas tres divisiones, hay una de ellas, que no tiene ningún sentido que exista. ¿Qué haces con ropa que no es de tu talla, o está rota, o está muy muy pasada de moda?, ¿y, qué puedes hacer con todas esas prendas si todavía no te decides a sacarlas de tu vida? Todas estas prendas no tienes por qué tirarlas. Piensa su uso.

  • Llevarla a centros de recuperación de ropa usada o de reciclaje textil.
  • Dónala a marcas de ropa que hacen upcycling con ellas.
  • Hacer bolsitas para viajar, toallitas. Si tienes tiempo es una buena opción. Aquí en este punto a mí me encantaría hacerlo, pero se me amontona la ropa y al final le doy otro fin.
  • Haz una swap party. Pregunta a tus amigas o familiares. A veces a ti ya no te sienta bien, pero a otra persona le puede quedar genial.
  • Mejorarla: quizás solo le falta acortarla o cambiarle los botones para que estés a gusto con ello. Prueba a hacerlo y recíclala.

A día de hoy existen muchas marcas sostenibles como la Mia AB-Orígenes Te invito a que de vez en cuando te des un mimo con una prenda 100% sostenible y con tu estilo propio. Recuerda “ la moda no cambia el mundo, TÚ, sí“ Espero te haya ayudado con estos sencillos consejos prácticos. Y recuerda como consumidor puedes comprar marcas sostenibles y que usen tejidos ecológicos, de esta forma respetan el medioambiente y a las personas que trabajan en su cadena.

Nube de Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Nube de Etiquetas